Orar

14 de enero
Miércoles I

Mc 1, 29-39 Allí se puso a orar

Acabas de curar a la suegra de Pedro, de sanar a los enfermos, de liberar a los endemoniados. Día agotador, supongo. Sin embargo te levantas de madrugada, marchas a un descampado, y allí te poner a orar, a poner tu existencia en intimidad amorosa con el padre. Madrugar para ti. Encontrar un lugar en medio del descampado de nuestras horas, de la soledad de nuestros días. Y ponerse a orar. Ante ti. Siendo ante ti. En silencio. Bajo la luz de tu mirada.

0114

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Orar”

  1. Señor, que en los momentos difíciles sepamos orar, que en la hora de la enfermedad y el dolor sepamos orar, que enmedio de la rutina y del trabajo de cada día sepamos orar, que en la hora de la alegría sepamos orar. Que sepamos que Tú nos esperas para darnos la vida, para darnos el sentido, para darnos la paz.

  2. Encontrar un lugar, un momento, un rato de soledad para encontrarse con el Padre, para orar, para hablarle y escucharle, en el silencio, en la paz.
    Orar en la madrugada de nuestra vida, cuando aún no ha amanecido porque los problemas nieblan nuestro corazón, y después, amanece, sale el sol, empezamos a vivir. Orar delante de ti para caminar contigo, para que tú nos digas por donde ir cuando esté anochecido el corazón. Y, al terminar este rato, es todo distinto, llevamos la oración dentro, llevamos a Dios dentro, ha amanecido…

  3. GRACIAS PADRE PORQUE SE QUE TU ERES TESTIGO DE TODO, LO QUE ESCRIBO, LO QUE OBRO, LO QUE PROFESO POR ESTA BOCA, LA CUAL POR MEDIO DE TU SANTO ESPIRITU ES TOMADA PARA EL BIEN Y NO PARA EL MAL.
    GRACIAS DIOS MIO PORQUE A ORAR SE APRENDE ORANDO, Y HABLAR CONTIGO SE APRENDE HABLANDOTE, Y ES ASI COMO QUIERES TU QUE TUS HIJOS ELEVEN SUS PLEGARIAS A TI, CON SUMA CONFIANZA, CON SUMA FE, CON SUMO AMOR, CON TODAS ESOS DONES QUE TU DEPOSITAS EN CADA UNO DE NOSOTROS SOLO PARA EL BIEN AL PROJIMO. PORQUE ESTOY MUY CONFIADA EN LO QUE DICE TU PALABRA:: Y EL REY LES DIRA POR CUANTO SE LO HICIERON A ESTOS PEQUEÑOS MIOS ME LO HICIERON A MI. MATEO 25:40
    POR CUANTO NO SE LO HICIERON A ESTOS PEQUEÑOS MIOS, TAMPOCO ME LO HICIRON A MI. MATEO 25:45.
    TE DOY GRACIAS MI SEÑOR POR INYECTAR EN MI CORAZON TU SOBREDOSIS DE AMOR, FE, PAZ, MISERICORDIA. ALELUYA PAPA…. ABBA PAPA AMEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *