Orante

15 de mayo
San Isidro Labrador

Salmo 137 Cuando te invoqué me escuchaste
Y sin invocarte me sigues escuchando cuando pongo mi vida ante ti, mi tiempo ante ti, mi anhelo ante ti, mis días y mis noches ante ti, mi existencia en tus manos, dándote gracias por todo y en todo momento, sin buscar otra cosa sino a ti. Así te diría San Isidro Labrador, en sus ratos de oración, que le trajeron tan abundante bendición. Así nos muestras, en tu santo, el camino que podemos seguir.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Orante”

  1. Irrumpes en nuestra celda soltando las cadenas y provocando un mar de libertad que arrastra y ensancha el horizonte. Cuando retrocedes dibujamos tu nombre en la arena y nos sentamos a esperar a que una nueva ola destruya definitivamente el castillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *