Orar

28 de febrero
Martes I cuaresma

Mt 6, 7-15 Cuando recéis no uséis muchas palabras

Amad mucho, que decía Santa Teresa, porque no es cuestión de palabrería sino de amor. Amarte a ti sobre todas las cosas, amar al prójimo como a uno mismo, en esto consiste la oración. En estar en amor, silenciosamente, sin aparentar nada, propiamente desaparecido en la nada del amor, donde tu libas todo para el que te ama.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Orar”

  1. Para mi Señor, si me falta el Amor, estoy vacía.
    Hoy meditando tú Palabra, con la oración del Padre Nuestro.
    Sólo me atrevo a decir o pedir que sea consciente de lo que digo,
    que en mi vida lo lleve como un imán, pegado en mi corazón.
    Hay algo que te pido la gracia de saber escucharte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *