Oración de Jesús

18 de noviembre
Lunes XXXIII

Lc 18, 35-43 ¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mi!

Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador. Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador. Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador. Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador. Jesús, hijo de Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador.
Respiro y te pronuncio. Respiro y mi corazón se llena de la dulzura de tu nombre. Respiro y recibo, sin saber bien cómo, la vida que procede de ti.

11.18

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Oración de Jesús”

  1. ¡¡Con qué fe te lo pidió el ciego de Jericó!! Yo te lo ruego a menudo. Ten piedad de mi, de mis cegueras, de mis faltas de amor, de no saber verte en mis hermanos. Cuento con Tú misericordia y perdón.
    Te grito como el ciego de Jericó. ¡¡Jesús ten compasión de mí, no me abandones de tus manos, quita mis cegueras, permiteme ser coherente con lo que profeso!!

  2. Hoy mi grito se une al ciego de Jericó. Hoy estoy ciega y grito con él: “Jesús, Hijo de Dios, ten compasión de mí que soy una pecadora”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *