Ojos

3 de febrero
Martes IV

Heb 12, 1-4 Fijos los ojos

Fijos los ojos en ti. Embelesado en tu rostro. Mirando con tu mirada. Mirado por ti para poder mirarte. La gracia en mí tus ojos imprimen, por eso pueden estar pendientes de tu persona que mueve y remueve mi vida. En tus manos, Señor, por tu misericordia, centra mi mirada en ti, que no olvide que tú eres el que inicias y completas mi fe, mi esperanza, mi caridad. Que te mire, Señor, crucificado, y no aparte la mirada de tu fuente de salvación.

about 1500-05

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Ojos”

  1. Agradeciéndote Señor, que no dejes de poner tus ojos en mí, que me ayudes a verte en cada acción de mi día, necesitándote en toda mi jornada. ¡¡Gracias por el día de hoy, afianza mi fe!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *