Ojos

29 de diciembre
Octava de navidad

Lc 2, 22-35 Mis ojos han visto a tu salvador

Ciego por haberte visto, mudo por haberte visto, paralizado por haberte visto, y sin embargo eres mi luz, mi palabra, mi agilidad, y tu espíritu me da la vista, rompe mi lengua en el silencio, me hace caminar por las alturas, como corzo asustadizo que al mínimo ruido salta y sube, sin distraer su mirada, posada en las alas de tu águila. Tu Palabra me da vida, confío en ti, Señor.

12.29

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Ojos”

  1. ¡Mis ojos han visto a tu salvador!
    Que nunca me separe de Él.
    Él, me alienta, me ilumina, me llena de gozo y sentido mi vida.
    Un ruego Señor; guía éste mundo por el camino del bien y la solidaridad.
    Tú has venido por todo, que nadie se pierda sin tú Luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *