facebook twiter

Ojos

29 de diciembre
Octava de navidad

Lc 2, 22-35 Mis ojos han visto a tu salvador

Ciego por haberte visto, mudo por haberte visto, paralizado por haberte visto, y sin embargo eres mi luz, mi palabra, mi agilidad, y tu espíritu me da la vista, rompe mi lengua en el silencio, me hace caminar por las alturas, como corzo asustadizo que al mínimo ruido salta y sube, sin distraer su mirada, posada en las alas de tu águila. Tu Palabra me da vida, confío en ti, Señor.

12.29

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 29 Diciembre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2536 visitante(s)

2 Comments »

  1. Comment by josefa, enviado el 29 Diciembre 2014 a las 13:48

    ¡Mis ojos han visto a tu salvador!
    Que nunca me separe de Él.
    Él, me alienta, me ilumina, me llena de gozo y sentido mi vida.
    Un ruego Señor; guía éste mundo por el camino del bien y la solidaridad.
    Tú has venido por todo, que nadie se pierda sin tú Luz.

  2. Comment by beatriz, enviado el 29 Diciembre 2014 a las 21:51

    … y el Espíritu le llevó hasta el Hijo de Dios y habiéndose completado el Misterio murió

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .