Octava Navidad

29 de diciembre
Octava de Navidad

Lc 2, 22-35 Mis ojos han visto a tu Salvador

Mis ojos, mis pobres ojos, y tu luz, que todo lo baña, lo ilumina, lo recrea, lo transforma y lo enamora. Mis ojos que quieren mirarte y embeberse en tu mirada. La gracia en mi tus ojos imprimen, Señor. Me inclino ante ti, en tu pesebre, para adorarte, y eres tú el que adoras en mi la dignidad, que has puesto desde la creación del mundo, pues me miras con amor de niño y Salvador. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Octava Navidad”

  1. Dios, concede el deseo más intimo del corazón de Simeón.
    Hoy somos consciente Señor de tú Venida, de tú entrega Amorosa por el hombre.
    Mi corazón se llena de gratitud, de alegría por tenerte tan cerca, te siento presente en mi vida.
    Sé que soy indigna de ello, pero confío, te bendigo y adoro.
    ¡¡Gracias Señor, por todo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *