Obreros a la mies

4 de octubre
Jueves XXVI
Lc 10, 1-12 Rogad pues al dueño de la mies que mande obreros a su mies

Recemos hoy por las vocaciones a la vida consagrada. Recemos para que haya jóvenes dispuestos a seguirte, Señor, en castidad, pobreza y obediencia; recemos para que respondan a tu llamada con generosidad y entrega; recemos para que cada uno de nosotros, en el estado de vida que hemos abrazado, seamos obreros tuyos, en la mises de nuestra sociedad, testigos tuyos en medio de nuestro mundo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *