facebook twiter

Nostalgia de la luz XII

12 de diciembre
Viernes II de adviento

Is 48, 17-19 Tu paz como un río

Tu paz como un río, tu justicia como las olas del mar, tu descendencia como arena, tu vida y tu muerte en mis manos, tu ser en mi ser, desaparecido en el infinito, todo perdido, todo hallado, olvidado y encontrado, mudo, sordo, ciego, sin voz ni eco de voz, sin palabras, sin conceptos, sin ideas, sin razón, tan real como mi amor es real y hace de tu paz un río caudaloso que no es río sino mar, universo celestial en la muerte.

12.12

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 12 Diciembre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1544 visitante(s)

1 comentario »

  1. Comment by Josefa.G, enviado el 12 Diciembre 2014 a las 10:29

    ¡¡Qué nunca pierda Señor la Paz!! Paz, que siempre conforta el corazón atribulado por tantas tragedias, que deseo no sucedan, pero los hombre hemos perdido el camino de Ella.
    Haz Señor que llegue a todo el mundo, regando todo los corazones destrozados por la falta de humanidad.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .