facebook twiter

Nostalgia de la luz III

2 de diciembre
Martes I de adviento

Is 11, 1-10 Brotará un renuevo

Brotas y todo estalla en la novedad de tu hermosura. Desconozco mi vida transformada por la claridad de tu presencia. No doy crédito a lo que veo sin ver, a lo que oigo sin oír, a lo que paladeo sin saborear, a lo que huelo sin respirar, a la dulzura de tu tacto que llena de escalofríos mi ser cuando percibe tu caricia celeste al despuntar la aurora, sin que perciba sino nada y vacío. Brotas, Señor, cuando la tierra, en calma, duerme el sueño de la espera inesperada.

12.02

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 2 Diciembre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2202 visitante(s)

2 Comments »

  1. Comment by Lucía, enviado el 2 Diciembre 2014 a las 16:29

    La formación de una estrella, que necesita millones de años para forjarse, finalmente se consolida como un cuerpo celeste y llega a formar parte del cosmos. Porque Tú Señor, Divino Creador, esperas que cada partícula del universo, pero sobre todo, que cada criatura, desarrolle su esencia.

  2. Comment by beatriz, enviado el 2 Diciembre 2014 a las 22:44

    Dame un león para sentarme a su lado
    una serpiente para acariciar sus curvas
    y un oso para atravesar el campo
    para que sienta tu aliento guardando el mío

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .