Nostalgia de la luz III

2 de diciembre
Martes I de adviento

Is 11, 1-10 Brotará un renuevo

Brotas y todo estalla en la novedad de tu hermosura. Desconozco mi vida transformada por la claridad de tu presencia. No doy crédito a lo que veo sin ver, a lo que oigo sin oír, a lo que paladeo sin saborear, a lo que huelo sin respirar, a la dulzura de tu tacto que llena de escalofríos mi ser cuando percibe tu caricia celeste al despuntar la aurora, sin que perciba sino nada y vacío. Brotas, Señor, cuando la tierra, en calma, duerme el sueño de la espera inesperada.

12.02

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Nostalgia de la luz III”

  1. La formación de una estrella, que necesita millones de años para forjarse, finalmente se consolida como un cuerpo celeste y llega a formar parte del cosmos. Porque Tú Señor, Divino Creador, esperas que cada partícula del universo, pero sobre todo, que cada criatura, desarrolle su esencia.

  2. Dame un león para sentarme a su lado
    una serpiente para acariciar sus curvas
    y un oso para atravesar el campo
    para que sienta tu aliento guardando el mío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *