No soy

28 de enero
IV domingo

1 Cor 12, 31-13,13 Si no tengo amor no soy nada

Si no tengo amor no soy nada. Cada uno de nosotros lo ha podido experimentar en su vida. Si nadie me ama no crezco, vivo en la inseguridad, no soy capaz de desarrollarme como persona. Si yo no tengo amor, si no amo a nadie, ¿qué me pasa? Me quedo encerrado en el laberinto de mi propio egoísmo y cerrazón. Vivo como un muerto. No soy nada. No tengo ser. Si no tengo amor, no soy nada. Necesito tu amor, Señor, para amar desde la fuente inagotable del ser que no se consume.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “No soy”

  1. Que lindo la meditación de hoy, deseo renovar cada día mi vida en la presencia de Dios que es el Amor más grande que tenemos, no nos abandona, siempre nos levanta, a pesar de todas las dificultades. Oró para que tantas personas que no han podido sentir la presencia de Dios le abran su corazón. Gracias por existir Nano, eres semejante de ese amor de Dios.

  2. Bastaría con que dedicaramos un momentito de nuestro tiempo a observar lo que nos rodea con detenimiento…Abrir los ojos cada día es un milagro, ver las sonrisas en las caritas de nuestros hijos y sentir sus abrazos, respirar profundamente y sentir como el aire llena nuestros pulmones, levantar los ojos y mirar al cielo, contemplar infinitas luces al anochecer…la palabra, el gesto solidario, la sonrisa que te levanta el ánimo, la palmada oportuna que te dice “sigue adelante, no hay problema…confía”… son infinitas las maneras como Dios nos demuestra su inmenso Amor…sentirnos amados es dejarlo entrar a nuestras vidas,…decirle acá estoy a tu disposición, quiero ser barro en tus manos…hágase tu voluntad!
    Si no soy capaz de experimentar un poco de todo esto…no soy nada. El Amor de Dios se expresa en su creación…integremonos a ella y vivamos en su Amor!

  3. Si no tengo amor no soy nada. El amor lo puede todo, y con amor lo tienes todo. Pero es importante mantener en la memoria lo que es el amor para San Pablo. Hay que despojarse de la envidia, del egoísmo, de la ira y gozar de la Verdad. Si lo vivimos así no habrá nada en el mundo que nos pare en el camino y en la lucha.
    Y para ver ese amor solo hay que mirar a los ojos de los niños, de los que sufren, de los que están solos. Ellos te piden amor porque cuando lo reciben te dan el ciento por uno.
    Jesús, hoy te pido para que no sea yo un metal que resuena o unos platillos que aturden. De esa manera podré disculpar, creer, esperar y aguantar sin límites..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *