Niño II

10.01

1 de octubre
Santa Teresita de Lisieaux

Mt 18, 1-4 Si no volvéis a ser como niños no entraréis en el reino de los cielos

Eso me aseguras, eso me pides: hacerme niño, volverme a ti como un niño, confiar en ti como un niño en brazos de su madre o de su padre, amar como un niño, esperar como un niño que todo lo recibe. Dame un corazón sencillo, puro, transparente, recién amanecido a la vida, sin filtros. Quítame los velos. Llévame a jugar contigo toda la eternidad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Niño II”

  1. Deseo ser transparente, abierta a los consejos y guías, que me haces cómo mi Padre celestial.
    No dar nada por sabido, estar siempre dispuesta a recibir tu Luz.

  2. Padre,
    Permite que siempre me sorprenda ante el mal, que jamás lo entienda y que nunca lo justifique;
    que como un niño siga llorando de alegría y dolor, que sepa acoger y ser acogido con entusiasmo y que nunca juegue al escondite con los sentimientos.
    Protege mis sueños y concédeme cada mañana un corazón libre de cargas, para que con tu ayuda pueda llenarlo sin que nada lo enturbie
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *