Natividad San Juan Bautista

24 de junio
Natividad de San Juan Bautista

Lc 1, 57-66.80 Vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel

Desde el seno materno Juan experimentó la presencia de Jesús, en el seno de María,  que le hacía saltar de gozo. Desde su nacimiento, que hoy conmemoramos, los parientes y vecinos se dieron cuenta que la mano del Señor estaba con él. Envuelto en esa realidad divina Juan acude al desierto, a la soledad, al silencio, donde estar a solas con quien ama y por quien es amado; donde purificar su corazón y sus labios para poder presentarse a su pueblo en nombre de Dios, y ser la voz que clama…en el desierto. Allí, Señor, me seduces. Allí me dejo seducir.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *