Natividad de María

8 de septiembre
Natividad de la Virgen

Rm 8, 28-30 A los que aman a Dios todo les sirve para el bien

María lo experimentó.  Fue escogida, llamada, predestinada, glorificada. Toda su vida fue una bendición, pues se abrió al bien y acogió la bondad de Dios. Amó sin reservas la voluntad del Padre y por eso nos dio al hijo, fruto bendito de su vientre, Jesús.  Hoy celebramos el nacimiento de tu madre, Señor, de la que te dio a luz. Haznos renacer a una vida de amor a ti,  sin reservas, como tuvo Ella.

0809

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *