Nada me falta

19 de julio
Domingo XVI
Salmo 22 El Señor es mi pastor, nada me falta

Voy a decir despacio este salmo y quedarme donde más te halle a Ti, Señor. Tú eres mi pastor, por eso nada me falta. En verdes praderas me haces recostar, me conduces hasta fuentes tranquilas y reparas mis fuerzas. Me guías por el sendero justo, por el honor de tu nombre. Aunque camine por cañadas oscuras nada temo, pues tú vas conmigo. Y es verdad, Señor.

0719

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Nada me falta”

  1. Salmo 22, Salmo que sale de mis labios y de mi corazón en momentos difíciles, en noches de insomnio, en momentos de angustia y de soledad. Porque con Él nada me falta, porque Él me conduce hacia donde me puedo recostar a reposar, porque Él me ilumina en las cañadas oscuras, porque con Él nada temo, porque Él va conmigo y no me deja nunca. Y es verdad, Señor.
    Repitiendo este Salmo me tranquilizo, me relajo, me quedo dormida, se me va el miedo. Y la imagen que acompaña este comentario llena de paz, es preciosa. Gracias Nano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *