Morir de amor

20 de julio
Sábado XV

Mt 12, 14-21 Mirad

A mi siervo, mi elegido, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho; en su nombre esperarán las naciones.

Déjame mirarte y morir en tu amor, Señor Jesús.

07.20

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Morir de amor”

  1. «Dios me ama más que yo a mí mismo» «¿Qué puedo desear fuera de Ti?»
    Son dos reflexiones de San Ignacio de Loyola que hoy hago mías y que me introducen en el camino del Amor a Dios.

  2. Morir llagada por tu amor eterno
    que no apaga el pábulo vacilante
    ni porfía ni grita ni vocea.
    Déjame mirarte, Señor, incendia
    ya la llama viva, que arde mi deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *