Morada de Dios

28 de octubre
San Simón y San Judas

Ef 2, 19-22 Para ser morada de Dios

Edificada sobre el cimiento de los apóstoles, teniéndote a ti como piedra angular, el edificio queda ensamblado y se va levantando hasta formar un templo consagrado al Señor. Así es. Por tu gracia. También me llamas, nos llamas, para que nos vayamos integrando en la construcción, para que vayamos poniendo nuestra vida como piedra viva. Así seremos morada tuya, nos manifestaremos como templos de tu Espíritu Santo.

10.28

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Morada de Dios”

  1. Despertad citara y arpa
    despertará la Aurora
    el mar saciará sus tinieblas
    con la difusa claridad
    de tu luz amanecida

  2. Diariamente te suplico, que hagas morada en mi corazón.
    Soy frágil, con Tú ayuda, y la de Espíritu, deseo colaborar en que se afianza en nosotros tú Reino.

  3. Hijas de un mismo padre,
    algunas fuertes y robustas, otras asustadas y vencidas.
    Arrestadas en un mundo que no ofrece esperanza
    Todas amadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *