Monte

20 de enero
Viernes II
Mc 3, 13-19 Jesús, mientras subía a la montaña,…

Subir contigo a la montaña, subir, subir, dejando todo, llevando nada, subir subir contigo a la montaña, en silencio, con todo el cansancio de la escalada, subir, subir, y luego nada, nada, desprendido de todo, nada, nada, para alcanzar la dicha que no se alcanza, que es puro don inesperado, para ser llamado porque me quieres, para que vaya contigo a proclamar tu salvación.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Monte”

  1. Me invitas a subir, a desaparecer para fundirme en ti, a obtenerlo todo al perder mi vida. Rayo fulminante que abrasa salvando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *