Moisés I

12 de julio
Martes XV

Ex 2, 1,15 La hija del faraón, conmovida…

En el principio de cualquier salvación está el conmoverse, el dejar que la realidad interpele nuestro corazón y de una respuesta que nos implique y comprometa como persona. Mirar la realidad con tus ojos misericordiosos, llenos de compasión. Mirar la realidad del hijo de los hebreos en una canastilla, y salvarlo de las aguas. Danos tu mirada y tu compasión.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Moisés I”

  1. Por compasión nos unimos al dolor del otro, por amor dejamos nuestro ámbito conocido y nos adentramos en la noche oscura del alma ajena; recordando tu ternura nosotros también la ofrecemos hasta el límite de nuestras fuerzas.
    La compasión es silente, pero todo lo dice

  2. Yo también he sido salvada por el agua en el bautismo.
    Me purificó, me incorporó a tu cuerpo Místico.
    ¡Que ésta lluvia de tu gracia fecunde en mi corazón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *