Misericordia

21 de octubre
XXIX Domingo

Salmo 32 Que tu misericordia venga sobre vosotros como lo esperamos de ti

Solo que queda, Señor, decirte esta frase del salmo. Repetirla como una letanía de confianza, igual que es una letanía incesante mi pecado. Ante tanta fragilidad solo me queda rendirme a la maravilla de tu amor, que me espera, que atiende, me abraza, y siempre, siempre, está dispuesto a perdonarme. Líbrame de mi mismo, Señor, por tu infinita misericordia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Misericordia”

  1. Tu presencia de luz hace que el mal se precipite en el abismo de su propia caída. En el rostro de la noche, junto a las tinieblas, resplandece tu luz admirable. Me iluminas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *