Mirad

11 de noviembre
Jueves XXXII

Lucas 17, 20-25 …porque mirad, el Reino de Dio está dentro de vosotros….

¿Y por qué, Señor, lo buscamos fuera? ¿Por qué creemos que lo tenemos que conseguir, si lo tenemos dado? ¿Por qué tantos afanes y desvelos, tanta vanidad de vanidades? ¿Por qué esperamos algo espectacular? ¿Por qué no miramos en nuestro interior, en lo profundo, donde tan solo tú secretamente moras? ¿Por qué no miramos? ¿Por qué viendo no contemplamos que estás? Ya soy en ti pues eres para mí. Déjame abandonarme.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

5 opiniones en “Mirad”

  1. lo buscamos fuera, porque nuestra relación con Dios, es externa, creemos pero no asumimos la vida de Jesús, no interiorizamos su palabra, solo pedimos hechos, buscamos milagros sin darnos cuenta que el gran milagro, es Dios en nuestro corazón, el evangelio del próximo domingo es buena prueba, han pasado miles de años y la crónica es la misma, debemos pensar en romper las cadenas que nos impiden decir a este mundo que Dios está dentro de mí, dejar de jugar con dos barajas, y con humildad pero con firmeza, seguir la palabra de Jesús, sin temor, porque El nos dará palabras que nos llevará a la construcción del reino en la tierra.

  2. Para responder con un corazón sincero a tus preguntas Luis, hay que examinarse, dejarse ver sin envolturas de ninguna clase. Es cierto que el reino lo tenemos dentro,pero nos falta creérnoslo de corazón, dejar actuar a Dios, olvidarnos de nuestro ego, confiar plenamente en su mensaje.
    ¡¡Siempre estaré con vosotros hasta el fin de los tiempo!! Te abro mi corazón y te ruego no salgas de el Señor.

  3. !Señor,tú lo sabes todo,tú sabes que te quiero! y es que por mucho que queramos ser buenos,por mucho afán que pongamos,siempre está la lucha con el mal que es más fácil,y en esto andamos,pero como él nos conoce desde antes que nos formaramos en el vientre de nuestra madre sabe del pie que cojeamos,y a pesar de eso nos quiere y está loco por nosotros.
    Mi dios está vivo,Él no está muerto.
    Mi Dios está vivo,en mi corazón,
    mi Dios está vivo,ha resucitado,
    lo siento en mis manos,
    lo siento en mis pies,
    Lo siento en mi alma y en mi ser….

  4. Hoy todo son preguntas. Y yo estoy aquí contestando, contestandome.
    No quiero, Señor, buscar tu Reino fuera de mí, buscarte a ti fuera de mi. Quiero mirar mi interior, mirar mi vida, mirarme yo, buscarte en lo profundo. Ahí estás tu, haciendo de mi vida una oración, llenandola de amor para hacer de ella un continuo servicio a los demás. Solo mirando mi interior, escuchando tu palabra y participando en tu mesa podrá estar tu reino dentro de mí.
    Aumentame la fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *