Mi siervo

7 de enero
Bautismo de Jesús

Is 42, 1-4.6-7 Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido

Mirarte a ti, Señor. Eso es lo que he estado haciendo en todo este tiempo de Navidad, mirarte, contemplarte hecho carne para nuestra salvación, Dios con nosotros. Mirarte y saberte dentro de mí, siervo del Padre, llamándome a ser siervo tuyo. Sostenido del Padre, invitándome a reconocerme sostenido por Ti. Siempre elegido en el Hijo, amado, predilecto. Gracias, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *