Mi oración

29 de julio
Domingo XVII

Lc 11, 1-13 Señor, enséñanos a orar

Adéntrame en el misterio del Padre nuestro, del amor sin palabras, del silencio profundo, del tiempo dedicado a ti exclusivamente, sin esperar nada a cambio, del deseo de tu reino y de tu voluntad en mi vida, en nuestra sociedad, en nuestra historia. Enséñame a preocuparme del pan de cada día del mío y el de mis hermanos los que no lo tiene. Que viva gracias a tu misericordia, a tu perdón, a tu gracia y a tu amor, y que lo brinde a los demás. Y no me dejes caer en la tentación de creerme como Dios, sino de saberme en todo pobre hijo tuyo. Amén.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Mi oración”

  1. Buscaba su palabra y la encontré por medio de la tuya. Repetiré la experiencia.Un abrazo, Luis fernando.
    Juan luis.
    Salamanca02/08/07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *