Mi familia

22 de septiembre
Martes XXV
Lc 8, 19-21 Mi madre y mis hermanos son éstos

La familiaridad contigo se adquiere, Señor, no por lazos de sangre, que indudablemente unen, sino por la unión que es fruto del escuchar tu palabra y ponerla por obra. Comunión en ti y en tu persona lo que nos hace hermanos. Bajo el manto acogedor de María, Madre de la Iglesia, que fue la primera en encarnar tu palabra y hacerla vida.

09.22

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Mi familia”

  1. Mi madre y mis hermanos son los que Tú, Señor, has puesto y pones en mi camino y que se hacen familia mía aunque su sangre no sea la misma, pero que estamos unidos por tu amor, que trabajamos juntos por tu amor, que somos familia en tu amor.
    Y en tu amor vivimos como familia y nos queremos como familia porque hablamos el mismo idioma, porque hablamos en AMOR.
    Haz grande mi familia, Señor, para que ese amor llegue al mundo entero para que todos te conozcan y te saboreen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *