Mi espíritu

9 de marzo
Domingo V de cuaresma

Ez 31, 12-14 Os infundiré mi espíritu y viviréis
A ti Señor me acojo, en este domingo, sabiendo que tu promesa no me defrauda: dame tu espíritu, aliéntame con él. Hazme salir de los sepulcros donde me encierro. Tú que estás conmigo, que me habitas, hazme renacer de nuevo a la vida que me ofreces. Señor, se que escuchas mi súplica, no me dejarás defraudado, pues tú eres la resurrección y la vida. En ti confío.

Rezamos y nos solidarizamos con los habitantes de Liberia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Mi espíritu”

  1. ¡Lázaro ha muerto! y Jesús arriesga su vida para ir a sacarle de su sepulcro.
    Cada día morimos, y Jesús da su vida para sacarnos de esa muerte, para sacarnos del sepulcro de la desilusión, de la falta de esperanza, de la pereza. Jesús da su vida para que nosotros vivamos y no volvamos a morir nunca. Porque Jesús llora por nuestras muertes, como lloró por su amigo Lázaro.
    Señor, Tú eres la resurrección y la vida, y todo el que cree en ti, aunque haya muerto, vivirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *