Mi Dios

23 de junio
Domingo XII

Salmo 62 Tú eres mi Dios

Esto es lo que te digo con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas, con todo mi ser: tú eres mi Dios, mi alma está sedienta de ti, mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua. Así todos los domingos y fiestas, al recitar este salmo, te reconozco y me reconozco en Ti: Tu gracia vale más que la vida, toda mi vida te bendeciré, estoy unido a ti, tu diestra me sostiene.

06.23

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

4 opiniones en “Mi Dios”

  1. Tú mi delicia oculta
    Tú mi tesoro perdido
    Tú el huracán que me agita
    Tú mi muerte en tu vida

  2. ¡¡Tú eres mi Dios!! Es la profesión de fe más grande que deseo poner en mis labios y vivir en mi vida.

  3. Tú eres mi Dios, mi apoyo y seguridad, mi paz y mi descanso, el camino que me lleva, la meta a la que aspiro, el amor con el que sueño, la dulzura de una caricia. Mi alma está sedienta de ti, por eso te busco, te llamo, y ahí estás, siempre esperando, siempre atento a escucharme y llenarme. Estoy unida a ti, Señor, Dios mío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *