Mentiroso

10 de enero
Jueves después de Epifanía

I Jn 4, 19-5,4 Es un mentiroso

Si alguno dice: “Amo a Dios” y aborrece a su hermano, es un mentiroso. Pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve.
Es tan evidente, Señor, y me cuesta tanto comprenderlo. Consúmeme en tu amor hacia mis hermanos.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Mentiroso”

  1. Ver a Dios en el hermano, tan fácil como eso y tan difícil.
    Reconocer a Dios en la cara del que sufre, del que está solo, del que ya solo espera su final, del que lucha cada día, del que te sonrie y del que llora, del que te tiende la mano y del que te empuja, del que te mira y no te ve, y del que sin verte te busca. Ahí está Dios, en unos y en otros, amandote, para que tú, viéndole a Él, ames a los demás.
    Señor, que en mi hermano, sepa verte a ti. ¡Que fácil y que difícil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *