Menguar

12 de enero
Sábado después de epifanía

Jn 3, 22-30 El tiene que crecer y yo tengo que menguar.

¡Cuánta verdad! Con la certeza de que es la única posibilidad para que mi alegría esté colmada. Escuchar la voz del esposo que me pide menguar, y menguar. Alegrarme al ir desaparenciendo, para encontrar en ti mi ser de verdad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Menguar”

  1. Juan, nos deja una lección de humildad inmensa.
    Nos acerca al Mesías, con una llaneza muy grande.
    Ver en todo al Enviado y él se deja a un lado. Eso es ser de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *