Me instruyó

28 de marzo
Sábado IV cuaresma

Jr 11, 18-20 El Señor me instruyó y comprendí

Ponerme a la escucha de tu Palabra, Señor, entrañarla, adorarla, beber de su sabiduría, dejar que me instruyas con tus dichos, con tus hechos, adorarte en silencio, poner en tu corazón mi afecto, mi ser, saciar la sed en la fuente de tu sabiduría, sin palabras, escuchar la música blanca que estás tañendo en mi. Y dejar que comprendas para mi lo incomprensible, sin que yo sepa cómo.

0328

40 días con los cuarenta últimos: Timor Oriental

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *