martirio

22 de noviembre
Miércoles XXXIII

Macabeos 7, 1.20-31 No temas a ese verdugo

Estremece el testimonio del martirio de los siete hermanos, las palabras de la madre, su fe en ti, Señor de la vida, que alientas en todas las circunstancias, que llenas de tu misericordia el ser de tus fieles. Hijo mío, mira el cielo y la tierra, fíjate en todo lo que contienen, y ten presente que Dios lo creo todo de la nada. Poner la mirada en ti, Señor, para recordar lo que somos, y no amara tanto la vida que temiera la muerte.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *