María

18 de diciembre
III martes de adviento

Mt 1, 18-24 María esperaba un hijo

Has entrado en el seno virgen, seno abierto, seno fecundo, seno entregado, seno disponible, seno dispuesto, seno generoso, seno que espera la fuerza de tu Espíritu para recibir al Rey de la gloria. Lo inexplicable, lo increíble, lo imposible, lo raro, como cada día, en cada vida, es un espacio para que tu llegada se transforme en salvación. Ayúdame a acogerte. Señor, con la sencillez de María.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “María”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *