Mantiene la paz

4 de diciembre
Jueves I de adviento
Is 25, 1-6 Su ánimo está firme y mantiene la paz, porque confía en ti

Cuánta verdad, Señor, por boca del profeta. Se de quien me he fiado, por eso no temo. Se quien es mi redentor y salvador. Se quien es el sustento de mi vida, su principio y fundamento. Tú me asientas y me construyes. Tú me regalas el don de la propia confianza, que me abre a otra dimensión, más allá en el más acá, más acá en el más allá. Si el Señor está conmigo, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Mantiene la paz”

  1. Qué grande es el don de la fe: Sé de quien me he fiado, por eso no temo.
    Si miro a mi alrededor veo miedos, si miro dentro de mí veo miedos: hay un deseo de salvación clamando en el aire que respiramos, el mundo tiene sed de paz. Señor, aumèntanos la fe, para que sepamos que Tú estás siempre con nosotros y que podemos transmitir tu paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *