Manos vacías

29 de mayo
Martes VIII semana

Si 35, 1-15 No te presentes ante Dios con las manos vacías

Es un consejo lo que recibimos hoy de la sabiduría. Durante un momento contemplo mis manos, Señor, que presento ante ti. Tantas veces vacías; tantas veces llenas de mí mismo. En muchas ocasiones llenas de los dones que recibo de ti. Porque tú me llenas las manos a manos llenas. Si no fuese así, ¿qué podría presentarte? Vacíame de mi mismo Señor, para que mis manos se presenten llenas por ti, para ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Manos vacías”

  1. Muchas veces, al mirar mis manos, no encuentro en ellas nada para poder ofrecerte, solo veo en ellas, tus favores, tus dones que me das a manos llenas. Lucho cada día para poder llenarlas y poder llevarlas un día a tu presencia.
    Ahora lo único que puedo es abrirlas y darlas, creo que de esa manera se me llenarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *