Luz IV

16 de noviembre
Miércoles XXX

Salmo 16 Al despertar, Señor, me saciaré de tu semblante

Al despertar, Señor, salgo de la noche y entro en el día. Al despertar tomo conciencia de la realidad. Al despertar me encuentro con los ojos abiertos a mi ser criatura en tus manos. Al despertar, Señor, me doy cuenta y la vida se ilumina. Porque al despertar veo tu rostro cercano, y a tu ser ser conmigo,. Pr eso cada despertar es una aurora de júbilo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Luz IV”

  1. Guárdame, protégeme, vuélvete hacia mí al invocar tu nombre, regálame tu palabra, tu cercanía, tu fuego. No permitas que me aleje de ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *