Luz I

30 de marzo
IV domingo de cuaresma

Ef 5, 8-14 Fruto de la luz

En medio de mis tinieblas, soy fruto de tu luz. Tu luz disipa mis cegueras. Tu luz de pastor me hace pasear entre los naranjales y los abetos, huelo el azahar de tu presencia temprana, el aroma de tu luz, y me haces recostar en tu soledad sonora. Ahí, en el silencio, reparas mis fuerzas. En las cañadas oscuras, tu vara y tu cañada me sosiegan. Fruto de tu luz en la noche, donde juntas amado con amada, amada en el amado transformada.

03.30

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Luz I”

  1. Señor Dios mio, curame de mis cegeras ,de mis miedos ,cuidame en mis noches oscuras ,que seas tu la luz de mis ojos .Dejame reglinarme junto a tu pecho y hay junto a ti pasar el resto de mi vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *