Luz del mundo

26 de abril
Viernes IV semana

Mt 5, 13-16 Vosotros soy la luz del mundo
Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero. Alumbre tu luz en mí, llene con tu luz las oscuridades que acechan el ser en ti. Somos luz del mundo en la claridad de tu presencia. Somos luz para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte. Somos luz porque tú eres la luz que siembra claridades. Haz a tu Iglesia luz de las gentes. Hazme hoy portador de tu luz en todo momento. Que muestre tu pascua allá donde esté, a aquél con quien me relacione, que desaparezca para filtrarte.

04.26

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

5 opiniones en “Luz del mundo”

  1. Vosotros soy la luz del mundo. Jesús nos pide que debemos ser luz del mundo.
    Creo que si no intento reflejar esa luz, poco tengo que hacer, ya que si Ella me pierdo yo, no ayudo a mis hermanos a ver ese camino que nos lleva a ser Luz. ¡Sé que mi responsabilidad es reflejar la Luz de Cristo!!

  2. Un día tuve un sueño: me hallaba en una iglesia vacía y obscura; atrás, en el coro, había un vitral muy bello con la figura de Jesús. De repente,sale del vitral una bola de luz incandescente que se precipita hacia mí. Siento temor de que me impacte y me ciegue, y me cubro con las manos, mas al llegar a mi cuerpo se detiene, la puedo tomar y ver que en ella están grabadas en desorden las letras del nombre de mi fallecida madre: l i c e a c i.

  3. Hoy me siento llamada, el Señor me dice que soy sal, que soy luz, que tengo que estar en alto para iluminar, que tengo que brillar para que el que tengo cerca vea en esa luz al Padre.
    ¡Que responsabilidad tu llamada, Señor!. ¿Como puedo llegar a lo que tú quieres de mí?. ¿Que tengo que hacer para salar lo que está soso y dar luz a la oscuridad?. ¿Como puedo ser portadora de tu luz en mi pequeño mundo?.
    Es el momento de pararme y escuchar, será tu luz la que me ilumine, Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *