Lugar de oración

10 de enero
Miércoles I

Mc 1, 29-39 Se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar

En la soledad y el silencio me haces más tuyo, me cuajas para ti. Aunque siempre en toda circunstancia, en todo momento, en cualquier espacio, en medio de la plaza, estás conmigo, me llenas de tu hermosura, me vistes de gala y de triunfo, como enamorado que se adorna para el amado, que viene siempre. Aumenta mi deseo de ti, en la oración solitaria y silenciosa, en la práctica diaria del amor.

Gracias por la próxima beatificación de Adela de Tranquelleón, fundadora de las religiosas marianistas, cuyo aniversario de muerte celebramos hoy. ¡Hosanna!

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *