Loco

20 de enero
Sábado II semana

Mc 3, 20-21 Su familia vinieron a llevárselo, porque creían que no estaba en sus cabales

Jesús parece, a los ojos de los suyos, un loco. Empieza su misión con la dificultad y el descrédito de su propia familia. ¿Qué sentiría al ver que entre su propia gente no era entendido, ni comprendido? Ser cristiano, no cabe duda, es un camino de locura. A veces se nos olvida. Podíamos repetir la oración de San Ignacio: quiero y elijo ser tenido por loco con Cristo, que fue tenido por tal.

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *