Lo amé

10 de julio
Jueves XIV

Os 11, 1-4.8-9 Lo amé.

Me amaste desde las entrañas maternas, cuando era joven, siendo adulto me sigues amando, me alzas en brazos, me curas. Con cuerdas humanas, con correas de amor me atraes, me acercas a ti, me atas, me alcanzas. Te inclinas a lavarte los pies. Me das de comer. Por eso se me alegra el corazón, y mi carne descansa serena. Por eso se conmueven mis entrañas, porque tú te has conmovido por mi, y me sigues dado la vida. Gracias.

07.10

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Lo amé”

  1. Gracias Señor, siempre me manifiestas tu Amor.
    Me acojo a él e intento responder con gratitud.
    Me siento privilegiada, mi deseo es corresponde en todo lo que haga en mi vida a ese Amor..

  2. Me amaste desde las entrañas maternas. Me amaste tanto que me invitaste a seguirte, a imitarte, a caminar lento para no perderme nada. Me amaste tanto que me diste ojos para mirar, boca para sonreir, manos para acariciar. Me amaste tanto y tanto me has dado que siento tu amor en mi vida, en mi camino, en mis alegrías, en mis miedos, en los recodos de la vida y en las llanuras del descanso. Me siento amada y descanso en ese amor. Me siento amada cuando miro a la cruz y estás ahí. Me siento amada y sigo luchando, caminando, trabajando solo por ti. Me siento amada y yo te amo profundamente, Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *