Ligeros de equipaje

26 de septiembre
Miércoles XXV

Lc 9, 1-6 No llevéis nada para el camino

Por circunstancias vitales tengo que hacer muchas veces la maleta, y desplazarme. Hacer el equipaje muestra lo que llevo a cuestas en mi viajar. Pero tú me hablas, con este evangelio, no de los desplazamientos físicos sino del camino de la vida, de la confianza en ti, de la seguridad en qué tú me sostienes, me proteges, me cobijas, más allá de lo que yo mismo alcanzo a imaginar, cuando tengo por finalidad seguir tu mandato y seguir tu envío: proclama el reino de Dios.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Ligeros de equipaje”

  1. ¡¡Te quiero llevar siempre a ti Señor!!
    Contigo en mi vida, sé que voy ligera de equipaje, pero llena de amor.
    Los caminos los marcas tú, las necesidades de nuestra vida las llenas tú.
    ¡¡Quiero serte fiel, te pido tu Gracia!!

  2. Desprenderse de las cosas materiales sin duda cuesta. Pero para intentar seguir Tu mandato: “No llevéis nada para el camino…” y dejar de lado el ego, hay que remover algún obstáculo. Y esperar tu divina gracia.

  3. Permíteme soltar la ira, que ella no se instale más en mi corazón
    Permite que suelte el odio, que no encuentre cobijo en mí
    Que tampoco se instale el orgullo, ni la envidia, ni la espera ansiosa
    Que el silencio y la paz aren mi alma
    Que tú seas mi única fortuna
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *