facebook twiter

Libertad

14 de octubre
Martes XXVIII

Ga 5, 1-6 Para vivir en libertad, Cristo nos liberó

Tu libertad, que no conoce límites, que no tiene fronteras, que no encierra, que nos restringe, que amplía, que ensancha, que sostiene, que llena todo mi ser del gozo de saberme prisionero de ti. Tu libertad, que me hace perdidamente esclavo de tu maravilla, encadenado a las delicias de tu amor. Para vivir en libertad me has liberado, Señor.

10.14

2 comentarios ››

Este mensaje fue publicado el 14 Octubre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1707 visitante(s)

2 Comments »

  1. Comment by beatriz, enviado el 14 Octubre 2014 a las 19:35

    Tuyos son mi cuerpo y mi alma
    Si no tengo cuerpo ¿cómo me arrodillaré?
    si no tengo alma ¿cómo te reconoceré?

    Si mi cuerpo sufre, lo cuidaré
    si mi alma llora, la consolaré
    porque tuyos son, míos no

    Y levantaré mis manos hacia ti mientras mis labios recitan tus promesas

  2. Comment by Josefa.G, enviado el 14 Octubre 2014 a las 20:43

    Para vivir en libertad, Cristo nos liberó.

    ¡¡Gracias Señor por liberarme!! Te ruego guíes mis pasos, mis deseo y mis accione, para que siempre en ellos haga tú voluntad

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .