Libertad

14 de octubre
Martes XXVIII

Ga 5, 1-6 Para vivir en libertad, Cristo nos liberó

Tu libertad, que no conoce límites, que no tiene fronteras, que no encierra, que nos restringe, que amplía, que ensancha, que sostiene, que llena todo mi ser del gozo de saberme prisionero de ti. Tu libertad, que me hace perdidamente esclavo de tu maravilla, encadenado a las delicias de tu amor. Para vivir en libertad me has liberado, Señor.

10.14

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Libertad”

  1. Tuyos son mi cuerpo y mi alma
    Si no tengo cuerpo ¿cómo me arrodillaré?
    si no tengo alma ¿cómo te reconoceré?

    Si mi cuerpo sufre, lo cuidaré
    si mi alma llora, la consolaré
    porque tuyos son, míos no

    Y levantaré mis manos hacia ti mientras mis labios recitan tus promesas

  2. Para vivir en libertad, Cristo nos liberó.

    ¡¡Gracias Señor por liberarme!! Te ruego guíes mis pasos, mis deseo y mis accione, para que siempre en ellos haga tú voluntad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *