Liberados

5 de septiembre
Jueves XXII

Col 1, 9-14 El nos ha sacado del dominio de las tinieblas
Cristo Jesús, luz interior, no dejes que mis tinieblas me hablen, Cristo Jesús, disipa mis sombras, deja que en mi solo hable tu amor. Hazme hijo de luz resucitado en tu Palabra, que me salva. Como luz me visitas, rey de los hombres. Es señal de tu gracia la luz amiga. Tú me sacas por gracia de las tinieblas. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu, salimos de la noche y estrenamos la aurora, saludamos el gozo de la luz que nos llega resucitada y resucitadora.

09.05

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Liberados”

  1. Mi actitud ante esta palabra de Dios, es de gratitud. Sin su luz, sin su fortaleza no podría comprender ni vivir unida a Él. Reconociendo mis pecados, me acojo a su misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *