Levadura

10 de septiembre
Lunes XXIII

1 Cor 5, 1-8 ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa?

Quitad la levadura vieja para ser una masa nueva. Lo viejo y lo nuevo. Dentro de mí. Luchando. En una lucha ya apaciguada por la esperanza de tu victoria,. Espera santa, confiando en mi derrota. Derrótame, Señor, esparce mi levadura vieja, hazme pizca en tu mano, renuévame por dentro con tu espíritu, hazme firme.

2 opiniones en “Levadura”

  1. De la lectura de hoy se desprende que hay que deshacerse de la parte vieja del pensamiento y buscar la levadura nueva para ser una masa firme. Sin apegos, sin concesiones, sin auto-compasión. Sólo confiando en que “Cristo, nuestro cordero pascual, ya ha sido inmolado…” Que así sea.

  2. Vacía Señor mi corazón, de todo aquello que me impida hacer fermentar tú Palabra.
    Quiero ser fecunda en todo lo que me pidas, por ello te pido que me amases a tu gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *