Las lámparas encendidas

23 de octubre
Martes XXIX
Lc 12, 35-38 Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas

El evangelio de hoy, como el de ayer, nos llama a la atención y a la vigilancia. Estad preparados, estad dispuestos, estad entrenados, estad en la actitud de los criados que esperan la vuelta del Señor, estad, en definitiva, como el que espera, como el centinela que espera la aurora. Te espero a ti, Señor, porque tú me estás siempre esperando.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *