La viuda

8 de noviembre
Domingo XXXII
Mc 12, 38-44 Ha echado todo lo que tenía para vivir

Dar algo; darte mi vida. Poseer algo; desposeerme por ti, para ti; entregarte lo necesario para vivir. Con una generosidad que no conozco; con una confianza que admiro. Dar hasta que duele el dar. Darte Señor, darte como tu me das, dar de lo que tú me das, dar sin reservas, sin condiciones, sin esperar nada a cambio. Todo lo recibimos gratis de Ti y nos llamas a darlo gratis.

 11.08

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “La viuda”

  1. “Ha echado todo lo que tenía para vivir”…
    Ha echado su vida, todo lo que tiene para vivir. Lo que más nos cuesta dar, la vida, el tiempo, la sonrisa, la mano, el hombro… Eso cuesta y es todo lo que tenemos para vivir y nos lo tenemos que quitar de nosotros para darselo al que no tiene ni vida, ni tiempo, ni sonrisa ni hombro para llorar.
    Ayudame, Señor, a dar lo que tú me das con creces, no a dar de lo que me sobra, sino a dar hasta que me duela porque nunca daré ni una pequeña parte de lo que tú me has dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *