Job I

1 de octubre
Santa Teresa del niño Jesús

Job 1, 6-22 Desnudo salí del vientre de mi madre, desnudo volveré a él

Conciencia absoluta de desnudez, de pobreza ante ti. Confianza desprendida. Libertad interior. Comenzamos la lectura continuada del libro de Job el día de santa Teresa del Niño Jesús, la pequeña florecilla, la niña del Carmelo. No tener nada sino la seguridad absoluta de que Tú eres el único Dios, Señor y creador de vida, que eres bueno con todos, cariñoso con todas tus criaturas.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

5 opiniones en “Job I”

  1. Ayer veía un reportaje terrorífico sobre abusos a menores por parte de hombres blancos, ricos y perversos que se pasean por el tercer mundo en medio de gobiernos corruptos que por dinero aceptan una nueva forma de dominio y explotación que afecta a su futuro. Y veía también una foto colgada por Nano en una barriada pobre de Colombia con sacerdotes que llevan la palabra de Dios y la dignidad a unos niños que ni sospechan lo que la desigualdad y la opresión pueden hacer con ellos. Y me resuena con fuerza la frase de hoy “El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí”

  2. Falta un misterio en la Semana santa de Sevilla (y de todos los lugares): Jesús es descendido de la Cruz, María lo contempla en su soledad y…alguien se lo quita de los brazos para ir al sepulcro. He ahí a María del Desprendimiento.
    Es la pérdida más dolorosa, la verdadera pérdida, la de las personas que queremos de verdad. Lo demás no importa mucho. Creo.

  3. Con la indignación y el asco clavados en la mente por la realidad emitida anoche por una cadena de TV relativa al abuso de niños en Tailandia, cabe preguntarse si organismos internacionales tales como UNICEF, WORLD HUMAN RIGHTS, FAO, etc. pueden intervenir para detener esta degradación humana.

    Una sola infancia rota, cuando son tantas, deberían movernos a tomar conciencia de la situación.

  4. Job, me da una lección de confianza plena en Dios.
    Él, nos dio todo lo que somos y tenemos, así que si nos lo reclama, que lo tome, yo seguiré con la misma confianza.

  5. Pingback: Fun Websites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *