Inmundo

30 de enero
Lunes IV

Mc 5, 1-20 Espíritu inmundo, sal de este hombre

Acaba con mi Legión, Señor, el espíritu inmundo que combate contra ti en el reino dividido de mi ser. Que se despeñe por el barranco de la renuncia, de la desposesión, del abandono en ti, de una confianza infinita, de la constatación de tu fidelidad a prueba del espíritu inmundo que no quiere abandonar mi ego, que lo fortalece, que me tiene atenazado.  Líbrame del enemigo, Señor, que me refugio en ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *