Inmaculada

8 de diciembre
Inmaculada Concepción

Lc 1, 26-38 El Señor está contigo

En este saludo se condensa la realidad de tu relación con nosotros: tú estás, Señor, en medio de nuestra historia diaria, en los acontecimientos que van entretejiendo nuestra existencia. Tú estás en nuestro seno vital, como en el seno de María, fuente de salvación. Por eso nos alegramos, por eso no tememos, por eso tu Espíritu nos hace fecundos. Desde María, la llena de gracia, la Inmaculada, nos abrimos a tu irrupción en nuestra vida, a tu venida salvadora. Hágase en mí según tu Palabra.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *