facebook twiter

Humildad

3 de noviembre
Lunes XXXI

Fil 2, 1-4 Dejaos guiar por la humildad

Siempre que llega tu palabra en esta carta a los filipenses, en este fragmento que precede tu himno cristológico, me inflamo de ti, me mueves hacia ti, me llenas de consolación, cual brisa suave. Deseo tener un mismo amor y un mismo sentir, contigo, con la Iglesia. Deseo obrar desde un corazón recto y sincero, honrado, que no se mueva ni por rivalidad, ni por ostentación, sino que se considera siempre inferior a los demás, deudor de tanta gracia, de tanto don recibido. Deseo buscar el bien de los demás, su interés, antes que el mío propio. Despréndeme de mi para ti, Señor.

11.03

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 3 Noviembre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1808 visitante(s)

1 comentario »

  1. Comment by beatriz, enviado el 3 Noviembre 2014 a las 22:14

    Solo la muerte paga tanto amor

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .