Hombre viejo

19 de diciembre
Feria de adviento
Lc 1, 5-25 Yo soy viejo y mi mujer es de edad avanzada

Viejo de mente, viejo de miedos, viejo de seguridades, viejo de hábitos que no quiero cambiar, viejo, Señor, de hombre viejo. Y tú siempre, cada día, cada navidad, viniendo y trayendo novedad a las senectudes de mi vida. Sal de tu tierra y de tu casa, no temas, te llenarás de alegría, déjate invadir por el Espíritu que te ofrezco para acabar con todo lo que te impide saltar como una gacela enamorada, que viene tras de mí.

1219.jpg

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Hombre viejo”

  1. Buenos días: Muchas gracias por este blog que acabo de abrir y que me permite “rumiar” a posteriori algunas de las meditaciones, como ésta, que me encantó: Yo soy la mujer de edad avanzada y, aunque os parezca mentira, aquí, delante del ordenador, puedo oir cómo el Señor me dice; No temas, alégrate, déjate invadir por el Espíritu para que nada te impida seguirme… Y es ¡tan reconfortante!

    Gracias otra vez, y un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *